Sin categoría

¿Cómo sobrevivir los encuentros familiares y salir ileso?

https://pixabay.com/es/photos/cena-los-alimentos-ni%C3%B1a-comida-2330482/

El año se va terminando y con ello llega las fiestas. Para algunos estos son momentos de regocijo, para otros puede que sea una completa pesadilla.

Es una época para celebrar y una oportunidad para ver a aquellos que no ves hace mucho tiempo. Esto puede ser algo que de mucha alegría, pero también que pueda generar estrés y presión. ¿Y por qué pasa esto? Bueno hemos sido criados en la sociedad del si, dónde el no está mál visto y dónde seguir haciendo lo mismo está bien visto. Cuando aparace un o una valiente que decide pararse de cabeza y decir no por primera vez es algo que asusta mucho al grupo familiar.

Durante mucho tiempo me dediqué a hacer feliz a los demás, a decir que si cuando lo que realmente quería era decir que no. Me sentí frustrada por mucho tiempo siendo incoherente y yendo a lugares dónde no quería y compartiendo con personas con las que no me sentía a gusto. Entonces fui aprendiendo a concentrarme en mi, en mis necesidades y me empecé a descubrir la magia de decir que NO y cambiar las reglas que consideraba no estaban alineadas conmigo.

Piensa en esto. Si fueras un hortelano, y te pasaras día y noche cultivando tu huerto. ¿Dejarías que cualquiera entrara en tu terreno, te lo pisara y lastimara tus frutos? Seguramente que no. Entonces pasa lo mismo contigo y tu cultivo interior. Cuando aprendes a centrarte en ti, no estás dejando de amar a los demás; simplemente te estás centrando en tu ser y cultivandolo de la mejor manera.

¿Pero que tiene que ver esto con las reuniones familiares? Pues mucho. Es un momento fantástico para conectar con tus necesidades y lo que si quieres. Siempre tienes la oportunidad de elegir que deseas hacer. Una primera opción, si es sana para tí puede ser decir que no te apetece asistir al evento familiar; pero decirlo convencido que es la mejor decisión para ti independientemente de lo que piensen u opinen los demás.

Pero si decides asistir, puedes tener en cuenta estos tips para mantenerte en tu centro:

  • Respira. Cierra los ojos y piensa, ¿para qué quieres asistir a esa reunión? ¿es por que te apetece ver ala familia o porque te sientes presionado por lo que puedan pensar de ti sino vas?
  • Es sólo un día. Unas horas dónde también puedes aprovechar para disfrutar de los tuyos y verlos con otra mirada.
  • Disfruta del momento, de la comida, de las risas, de los abrazos y ¡por supuesto de los regalos! Acepta el momento como es y no intentes cambiar a nadie. No estás allí para eso, estás porque así llo has decido tu.
  • Manten conversaciones poco profundas y más generales, esto te ayudará a no entrar en detalles o situaciones en las que te puedas sentir incómodo.
  • Si consideras que necesitas un límite, ponlo con amor. Date el permiso de expresar lo que piensas y sientes,. Es válido expresarte y decir lo que piensas y sientes.

Y recuerda, sea cual sea la decisión que tomes seguro será la adecuada para ti. Sobretodo si la has tomado teniendo en cuenta primero tus necesidades y no las de los demás.

¡Te deseo que estas fiestas sean un regalo en si mismas para ti y que puedas hacer cosas diferentes para que puedas obtener resultados diferentes!

Un abrazo,

Clau Palacio

Family Coach – Experta en relaciones familiares

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s