Experiencias de vida

Dedico este espacio a compartir las maravillosas experiencias que brindan los compañeros de camino, en sus encuentros conmigo.

Expreso con mucho agrado, el gran honor de estos encuentros, y ser una “facilitadora” en los procesos de evolución de los compañer@s.

Soy yo, quién les agradezco la confianza y por permitirme crecer a su lado.

¡Gracias infinitas a tod@s!

Clau Palacio


Ninfa, madre de Karib Jasyra Gomez (Colombia)

Querida Claudia…. pensé muchas formas para escribir mi testimonio,  pensé en buscar palabras que fueran dignas de expresar  la travesía que ha sin sido estos últimos años.   Mis primeros ensayos adornados con muchas palabras intentando hacer justicia a la situación,  pero poco y a medida que afloran los recuerdos las palabras se hacen escasas y sin sentido para explicar lo que solo entiende el corazón porque la razón abortiva se niega a entender.

Era martes 19 de Marzo de2013, un día que quedaría marcado con la tragedia que  cambió nuestras vidas.   Karib Jasyra Gomez ,  soltera de 29 años de edad, graduada de la Universidad Industrial de Santander,  Ingeniera Civil, estudiante universitaria que cursaba 6o. Semestre de Español y Filología y lenguas Antiguas en la Universidad Nacional sede Bogota, Colombia, estudiante becada por rendimiento académico,  su promedio 4.2, su segunda carrera, siendo las 8.25 a.m. se dirigía a sus clases, en su bicicleta comprada de segunda mano, y al cruzar la calle 26 frente a la universidad fue impactada por un transmilenio, quedó inconsciente en el lugar de los hechos, contando con la suerte que en el trancón que se formó iba una ambulancia con todo el equipo, recibió oxigeno y todo el protocolo medico para estos caso, otro favor del Cielo es que estaba a 5 minutos del hospital  Mederic, que es de primer nivel, fue atendida de inmediato.   Paso 28 dias en UCI, con diagnóstico lesión axonal difusa severa.  Sobrevivió a paro cardio respiratorio de 10 minutos, sobrevivió a tormenta de descerebracion, hospitalizada 82 días, hasta que decidí bajo mi responsabilidad llevármela a casa.

Diagnóstico final. Paciente con muerte cerebral.  Aunque respirando por su propia cuenta, traqueostomia superada.

Durante 3 años hemos trabajado intensamente en terapias diarias, y los mejores cuidados posibles.  Algunas cosas logradas como apertura de ojos,  apertura de su boca, logra deglutir la saliva.  El  año pasado por intermedio de mi amiga Blanquita, conozco de mi amiga Claudia,  ella quiere obsequiar a Jasyra unas sesiones de una terapia que yo no conocía,   tenia mis dudas,  investigué un poco, conversé  con Claudia por teléfono y podia sentir la espiritualidad de ella,  su paz me consolaba a la distancia,  su fuerza en cada palabra me develaba el panorama haciéndome ver todo el cuadro,  el que, el porque, cuando,  el ahora cambiaba de color.

No es magia,  sin embargo veo la diferencia en Jasyra,  su mirada era vacía,  no había ninguna respuesta que nos pudiera dar una esperanza,  solo habíamos logrado mantener un cuerpo relativamente sano conservado, aunque esta viva no podíamos sentir su presencia ni mucho menos comunicarnos.

Del proceso de 4 sesiones, vimos la luz en sus ojos, su interés en buscar el sonido, la presencia,  sigue limitada en sus movimientos por la espasticidad que se instaló en ella, pero que si logramos que ella siga sin estrés y con su tono bajo, ella tiene un alto porcentaje de lograr movimientos voluntarios,  porque ella ahora esta mas consciente,   ahora lucha contra las terapias, porque ella esta aquí ahora.

Dijo Claudia,  necesitamos saber que quiere hacer ella,  pero ella necesita saber que puede tomar la decision que quiera de irse o quedarse,  y que nosotros la apoyaremos en lo que ella decida… que se tome el tiempo que necesite pero que tome una decisión.   Ella quiso quedarse!!!! Y el trabajo de Clau era enseñarle y mostrarle las dos decisiones y el desenlace de cada una y que ella decidiera.  Dijo el Dr Diego Neurorehabilitador. Que sabemos?… que Jasyra está aqui!!!… Es lo que necesitamos el 50 % de ella par poder re enseñarle todo.

Como ya dije las palabras no alcanzan expresar mi agradecimiento por el trabajo hecho, porque aunque a mi me faltaba fe, Clau tenia fe suficiente por mi y por Jasyra, porque ella sabia que tenia una herramienta en sus manos que podía usar para ayudar, y es la fuerza de este sentimiento puro de servir lo que ha logrado una respuesta positiva,  por lo cual estaré eternamente agradecida.


Mabel (Bogotá-Colombia)

En mis sesiones con Clau Palacio, el tema que me impacto más fue el del Niño Interior, descubrí que mi Niña Interior está muy herida y que  debo trabajar a fondo ese aspecto de mi vida para sanarlo.

Aprendí sobre las creencias limitantes y los pasos a seguir para cambiar esta clase de creencias, un tema muy importante para mí, porque ya sabía sobre las creencias limitantes pero fue muy interesante aprender que se pueden cambiar por creencias que nos ayuden a avanzar y el como hacerlo.

Antes de las sesiones con Clau me decían de la importancia de escribir sobre los sentimientos y emociones pero no le veía sentido a esa herramienta, Clau me enseñó la manera correcta de hacer un diario emocional e hice el ejercicio de hacerlo por dos semanas consecutivas y empecé a descubrir aspectos de mi vida emocional que me llevaron a empezar un camino de autoconocimiento.


Mauricio (Bogotá – Colombia)

Mi nombre es Mauricio y soy codependiente, razón por la que asisto a grupos de apoyo en materia de adicciones al alcohol, drogas y dependencias personales, cuando escuche sobre el taller que dictaría Clau Palacio sobre “SANACIÓN DEL NIÑO INTERIOR” me sentí muy interesado.

Después del inicio del taller poco a poco fui encontrando un espacio y confianza en mi mismo que me transportó a ese mundo de infancia y a medida que la conferenciante hablaba se tornó en un juego casi maternal que me hizo entender muchas cosas que yo sabia ocurrían dentro de mi pero que por esos mismos miedos no me atrevía a afrontar, en el momento que mire ese pequeño muñeco vi a mi niño interior y sentí que el clamaba por el amor, sanación y reparación.

Las palabras, la voz, y el conocimiento de Claudia abrieron en mi una puerta que por mucho tiempo estuvo cerrada y que desde ese día ha habido sanación con mi niño interior.

Diariamente agradezco a Dios por haberme permitido conocer y participar en el taller y con Clau Palacio.

Si es posible date esa oportunidad.